Bushido -Era Moderna-

Saigo Takamori

Contexto Histórico

Oficialmente el Shogunato Tokugawa finaliza en 1867 cuando el decimoquinto Shogun, Tokugawa Yoshinobu, “pone sus prerogativas y privilegios a disposición del Emperador” renunciando a su titulo 10 dias después.

El detonante de este cambio fué debido a la entrada en la bahía de Tokyo de una flota compuesta de dos fragatas y dos buques de guerra comandados por el Comodoro Perry exigiendo la apertura de los puertos al comercio extranjero en 1853. Para persuadir al gobierno Tokugawa con una demostración de fuerza bombardeó varios edificios del puerto de Uraga, tras lo cual el Shogunato firma el Tratado de Kanawa finalizando con dos siglos de autoaislamiento.

La debilidad patente del Shogunato para hacer frente al reto de la modernización de Japón da lugar a las Guerras Boshin entre 1868 y 1869 que termina con la victoria del bando imperial apoyado por fuerzas y consejeros militares del extranjero, principalmente franceses y británicos y con un ejército ya bastante modernizado. En estas guerras destaca la intervención de Saigo Takamori, del bando imperial, el cual intercedió por las vidas y dominios de los aliados a Tokugawa.

Sin embargo, los tratados firmados por el Shogunato contenían clausulas abusivas por parte de los extranjeros, por lo que eran llamados “Los Tratados Desiguales”, por lo que el nuevo Emperador Komei, que años antes (1863) había proclamado el decreto Sonno joi (尊王攘夷) “Expulsar a los bárbaros, reverenciar al Emperador”, renegocia esos tratados en 1868 con el lema “Enriquecer al pais, fortalecer al ejército” (富国強兵 fukoku kyōhei) lo que se plasmó en cinco objetivos:

  • Un rol activo del Estado en el desarrollo económico
  • Importaciones de substitución para industrias que competirían con productos importados, siendo las más importantes algodón, hilos y tejidos.
  • Adopción de tecnología occidental para incrementar la producción de productos sofisticados
  • Exportación de productos artesanales, té y seda, pero también incrementar los productos de valor-añadido.
  • Evitar confiar en prestamos extranjeros

En 1868 se promulga La Carta de juramento (五箇条の御誓文 Gokajō no Goseimon, literalmente, el Juramento en cinco artículos) en la ascensión del trono del Emperador Meiji (Mitsuhito) con la intención de acabar con todos los privilegios del anterior regimen:

Mediante este juramento, denotamos como nuestra meta el establecimiento de una prosperidad nacional de amplia base y la elaboración de una constitución y leyes.

Se establecerán ampliamente asambleas deliberativas y todas las cuestiones serán decididas en discusiones abiertas
Todas las clases, altas y poderosas, se unirán para llevar a cabo vigorosamente la administración de los asuntos del estado.
Las personas comunes, no menos que los civiles y los oficiales militares, podrán seguir sus propias decisiones para que no haya descontento.
Se romperán las malas costumbres del pasado y todo se basará en las justas leyes de la naturaleza.
Se buscará el conocimiento a través del mundo para fortalecer la fundación del regimiento imperial.

Sin embargo, a pesar del juramento, la realidad fué otra muy distinta: Efectivamente se abolió el sistema Han (feudal) eliminando a Nobles, Daimyo y Samurai de todos sus privilegios y estipendios, sin embargo los antiguos Daimyo fueron convertidos en Gobernadores en sus respectivos dominios ahora nombrados Prefecturas y los clanes Satsuma, Choso, Tosa y Hizen pasaron a ocupar los cargos ministeriales más importantes en la nueva estructura de gobierno. Igualmente se creó un estamento llamado Genro (元老) o Consejo de Estado formado por samurai de los clanes Satsuma y Choso que tenían la potestad de elegir y proponer al Emperador los Primeros Ministros.

Los vasallos más influyentes y que habían apoyado el ascenso del Emperador, recibieron sendos títulos nobiliarios, y otras familias poderosas se encargaron de la economía a través del llamado Zaibatsu que, tras la II Guerra Mundial se transformó, en Keiretsu (系列) que aún perdura. Algunas de estas familias son: Mitsubishi, Mitsui, Sumitomo, Itochu, Fuji. Estos grupos forman modernos holding estructurados a imagen y semejanza de los antiguos feudos: Un banco central y un conglomerado de industrias unidos por acuerdos comerciales.

Con el Emperador Meiji comienza la verdadera transición hacia la modernidad de Japón, adoptando muchos de los valores y sistemas occidentales en temas como política, economía, militarismo y estructura social, se liberalizó el cristianismo y el confucionismo siguió siendo el referente nacional, reforzado por un Shintoísmo de Estado. Se abolió el sistema de castas y los samurai perdieron todos sus privilegios, incluído el derecho a portar armas. Lo cual levantó, una vez, las protestas y revueltas, siendo la última la Rebelión Satsuma dirigida por Saigo Takamori, considerado como “El Ultimo Samurai Verdadero”.


El Bushido Pre-Meiji

El impacto de la flota del Comodoro Perry y los consiguientes Tratados Internacionales y las reformas de la sociedad traen consigo la penetración de los valores, tradiciones y costumbres occidentales en un mundo que, hasta ese momento, había sido impermeable a todo lo extranjero.

Las consecuencias se traducen en una pérdida de la Identidad Nacional (Kokutai 国体) potenciada por el sentimiento de derrota al haber cedido ante el empuje occidental renunciando a sus propios ideales. De ahí nace un cierto sentimiento xenófobo y la necesidad de buscar en épocas anteriores la Identidad Japonesa. Lo que encuentran en la figura del samurai de la Epoca Sengoku y el periodo Edo.

Hasta ese momento, las normas de conducta Samurai, habían recibido diferentes nombres, intercambiables entre sí: Budo, Shido y Bushi no michi, fueron los más comunes. Los filósofos y eruditos de esta época comienzan a introducir un nuevo concepto: Bushido, unido indisolublemente a otro: Yamato Damashii o “Espíritu o Alma japonesa”. Dos hechos históricos son los desencadenantes principales de este giro: La revuelta Satsuma y la muerte del General Nogi, distinguiéndose claramente 3 fases en la evolución del Bushido: El Bushido Meiji, la época Pre-Guerra y el Japón que sale de ella.

En la primera de ellas destacan los filósofos y escritores Yoshida Shoin, Yamaoka Tesshu y Yokoi Sonan


Yoshida Shoin (吉田 松阴) 1830-1859

Yoshida Shoin

Yoshida Shoin fué el primer escritor que utilizó el término Bushido en 1857, pero en unos términos muy diferentes a los que hoy conocemos.

Fué profesor de Ciencia Militar y Estrategia para la familia Mori y seguidor de las tesis confucionistas de Yamaga Soko, especialmente el libro Bukyo Zensho (Escritos completos sobre Enseñanza Marcial). Como estudiante, viajó por todo Japón investigando diferentes escuelas de pensamiento. En esa época fué muy influenciado por Sakuma Shozan (1811-1864) que le introdujo en el pensamiento occidental.

Fué arrestado y ejecutado por su oposición al Bakufu Tokugawa durante la purga que tuvo en 1858 tras pasar un año encarcelado en Edo. Sin embargo su influencia en el pensamiento japonés influyó directamente en los principales líderes de la primera época Meiji.

Su primera obra Bukyo Zensho Kosho (Comentarios al Bukyo Zensho) data de 1852 en la que mantiene el sentido de la Lealtad sana de Yamaga Soko, pero con adaptaciones a la época y lleno de aplicaciones prácticas acerca de estrategias de ataque y defensa de castillos o acerca del liderazgo de tropas.

En esta obra parece desprenderse del término Shido (La Vía del Caballero) para centrarse más en la parte militar (Bu 武) refiriéndose más a la parte técnica y estratégica que a su comportamiento moral y ético. Sin embargo, en su segunda obra, unos comentarios al Bukyo Shogaku 武教小学 (Estudios elementales de Ciencia Militar) hace referencias a Oishi Yoshio (el líder de los 47 ronin) para describir el Shido (士道) o “Vía de la caballerosidad)” como “un método (camino, vía, enseñanza) de cultivar el cuerpo y corregir el corazón (en el sentido moral) capaz de gobernar la nación y pacificar Todo-Bajo-El Cielo”.

El concepto sirve además para establecer una “Política o Identidad Nacional” (Kokutai) diferente a las demás naciones, con referencia especial a China, ya que Japón es “La Tierra de los Dioses” (Shinshu 神洲). Una idea que se repetirá con mucha frecuencia a lo largo de toda la Era Meiji y desembocará en el Dai Nihon (大日本) y que constituye la piedra angular del rechazo de todo lo extranjero, insistiendo en que no debe hacerse caso a las descripciones de Japón hechas por occidentales.

El término Shido, es usado como sinónimo de otras palabras como Budo, Bushido y Bushi no Michi, enfatizando siempre el vocablo Shi, en el sentido de “Hombre Superior”, “Sabio” o “de Buenas Maneras” a lo largo de toda la obra, dando a la palabra Bushi el significado de “Caballero”, en el sentido de “Hombre Sabio dedicado a la práctica Militar”.

Tras la entrada del Comodoro Perry, Yoshida es crítico con los cambios que se van produciendo en las actitudes referentes al campo militar enfatizando el concepto Bu (武) como un plan integral de actitudes y comportamiento apropiado basados en la doctrina confucionista. Específicamente, Yoshida establece que el concepto BU contiene en sí mismo abarca tanto el término Bun (文) “Cultura, asuntos civiles”, como el Bu (武)  “Enseñanzas militares”, asímismo sostiene que BU es el mismo concepto que Chuko (忠孝) “Fidelidad y Piedad Filial” y que sus enseñanzas (Bukyo 武教) contienen el confucionismo como hilo conductor del resto de las materias.

Nota: Bukyo 武教, literalmente “enseñanzas militares”, se traduce actualmente como “Enseñanzas del Bushido”.

Yoshida usa el término Bushido tomando el concepto Shido (士道) de Yamaga Soko añadiéndolo al de Budo (武道) e integrándolo dentro del corazón mismo de las enseñanzas militares como parte de la modernización de Japón. Estas tesis influyeron en toda la primera parte de la Restauración Meiji y es tenido como el precedente del concepto Sonno (尊王) “Reverenciar al Emperador”.

Tras su muerte, Yoshida Shoin, ha sido considerado como el más temprano filósofo y pensador de la Restauración y sus escritos se conservan en el Sonjodo, un edificio construido en su honor en Kyoto en 1887, sirviendo de inspiración a las nuevas generaciones de oficiales del ejército que surgieron en los años ’30. Sin embargo la conexión entre Yoshida y el Bushido no fué reivindicada hasta 1901 cuando Inoue Tetsujiro rescató sus escritos junto con los de Yamaga Soko en lo que llamó “La Saga del Bushido”


 Yokoi Shonan (横井 小楠 1809 – 1869)

Yokoi Shonan

Yokoi Shonan fue un samurai, descendiente lejano del Clan Hojo y uno de los principales líderes políticos de la Reforma Meiji, propugnando por mantener la línea neo-confucionista del Estado contribuyendo activamente en la construcción de un Shintoísmo de Estado que diese a Japón una identidad propia frente al avance occidental.

Aunque en su época, sus escritos sobre el Bushido, nombrado como Budo o Shido indistintamente, no tuvo una gran resonancia, si la tuvo en el posterior desarrollo del concepto después de 1901 debido a la importancia de la idea predominante en sus escritos del “Hombre de Espíritu” (Shishi 志士, literalmente: Caballero voluntarioso).

Como político formó parte del Bakumatsu y participó activamene en las negociaciones con las fuerzas Imperiales, abogando por la apertura de Japon al comercio, industria, economía y la concepción de un Estado al modo occidental. Sin embargo, tras analizar el caso de China tras las Guerras del Opio, postuló por un cambio gradual que mantuviese la identidad japonesa.

Tras la Restauración fué nombrado Consejero, aunque murió asesinado por samurais conservadores que le vieron como un traidor, difundiendo que se había convertido al cristianismo y que preparaba un movimiento republicano.

 

En sus obras se refleja un cambio de pensamiento acerca del papel del samurai y su comportamiento ético. Mantiene la idea de Lealtad al Emperador, pero redefiniendo la relación tradicional de Señor-Vasallo. Como hombre culto (Shishi) y fiel a la doctrina confucionista, el Emperador, por su estatus divino, estaba por encima de cualquier otro superior, incluídos los Daimyo, pero dada su inaccesibilidad, la Lealtad era un amplio espectro de comportamientos.

Por estas mismas razones, fué visto como demasiado tolerante y moderado, por lo que fué víctima de sus propias ideas ya que preconizaba que la idea del Bushido se fundamentaba en la Acción y, por tanto, la Lealtad fué interpretada como una llamada a la rebelión contra el “Viejo Régimen”, lo que llevó a las facciones más conservadoras a perpetrar su asesinato.

En reañidad Yokoi Shonan estaba imbuído de un absoluto pragmatismo. Al ser consciente del poder militar de Occidente, consideró que la idealizada figura del samurai no tenía sitio en un ejército modernizado, por lo que deberían cumplir su deber de Lealtad hacia el Pais en otras profesiones como hacer crecer la industria y la economía como ciudadanos (Shimin 市民) cumpliendo con sus deberes hacia el Estado Imperial.

Sin embargo, aunque consciente del potencial de un ejército moderno y, en especial, la Armada, no cree que la tecnología por sí misma sea la solución y argumenta que es esencial un “apropiado espíritu para el éxito de las tropas”. Sin embargo muchos de los antiguos samurai se han convertido en “soldados arrogantes” (Kyohei 強兵) por lo que no podrían competir con los occidentales, por lo que era necesario recobrar el “espíritu marcial perdido”.

A lo largo de su obra utiliza constantemente el término Shido (士道) aunque enfatizando el término Bu (武) como “el principal contenido. Si uno no entiende qué es un Bushi, no entenderá el Bushido” poniendo así de manifiesto que las dos vías, la civil y la militar, deben ser complementarias e indisolubles.

Para Yokoi solo uniendo los dos conceptos y enriqueciendo la parte militar con los avances occidentales, Japón podría contener el incremento de los tratados extranjeros.


 

Yamaoka Tesshu (山岡 鉄舟 1836 – 1888)

Yamaoka Tesshu

También conocido como Ono Tetsutaru o Yamaoka Tetsutaro, fué un personaje controvertido, símbolo de la evolución samurai a través del periodo Meiji temprano.

Hijo de un samurai al servicio del Shogunato, estudió varias escuelas de sable y lanza desde los 9 años llegando a convertirse en 1856 en uno de los supervisores de la enseñanza del arte de la katana del Kobukan, en 1863 fué nombrado supervisor del Roshigumi, un grupo semisecreto de escogidos Ronin que actuaban como fuerza auxiliar de mercenarios de la Guardia del Shogun, en 1868 fué nombrado jefe del Seitai, un cuerpo de élite que servía de escolta a Tokugawa Yoshinobu, el último Shogun, siendo uno de los negociadores de la rendición ante las Fuerzas Imperiales. Tras la Restauración, se convirtió en Gobernador de la Prefectura de Imari, llegando a convertirse en Chambelán del Emperador y uno de sus más cercanos consejeros sirviendo en la Corte hasta alcanzar en Tercer Rango y retirándose del servicio en 1882 tras diez años.

Durante su periodo en la Corte Imperial se hizo adepto del Budismo, devoto de Kannon Sama y de la escuela Rinzai de Zen, a la que erigió un templo en Shizuoka. Tras su retiro, siguió sus estudios de Budo y fundó la escuela Itto Shoden Muto-Ryu (La escuela de la no-espada) de Kendo que preconiza que no existe enemigo, sino que la pureza técnica es todo lo que se necesita.

Yamaoka no Bushido

Su obra es bastante extensa, siendo considerado como el precursor del Bushido Moderno, usando el término como Bushi no Michi, 武士の道, que como puede verse en su escritura en japonés, es la misma idea, aunque introdujo dos nuevos conceptos; Ginmi (吟味) que significa “escrutinio” o “investigación cuidadosa” en el sentido de experimentar a través de la acción y Fuginmi (不吟味) que es el concepto opuesto (不 es un prefijo de negación). Lo que, a efectos prácticos, quiere decir “estudiar (en el sentido de no-acción)” y “experimentar (en el sentido de acción)”.

Los antiguos textos acerca de la materia estaban basados principalmente en los escritos del Clan Takeda, principalmente el Koyo Gunkan, unos textos que Yamaoka considera anacrónicos y que no definen el verdadero y tradicional espiritu Bushi

(Nota: El término “Bushi” procede del chino, para ser exactos es la lectura china de los kanji 武士 que en japonés se leen mononofu, el otro término usado en el Kojiki para guerrero era Tsuwamono 強者 que significa “persona excepcional”, por lo que el verdadero ideal de Bushi es el de una persona educada, un guerrero-poeta)

Por lo que, en su opinión, el término ha sido pervertido con el paso del tiempo convirtiéndose en un concepto oscuro, más bien una reliquia linguistica que necesita ser remodelada acorde con la época. En 1860, siendo un activista del movimiento Sonno Joi (Reverenciar al Emperador), comienza a definir el Bushido argumentando lo siguiente:

“Para nosotros, los japoneses, existe un camino de pensamiento ético, el Bimyo (微妙 sutil, delicado, sensible). No es Shinto, ni Budista ni Confucionista, sino que es un sentido de la moralidad (Donen 道念) y que ha existido desde tiempos inmemoriales (referencia al Kojiki) en los clanes guerreros (Bumon 武門). Es este sentido ético lo que se llama Bushido.
He leído atentamente los textos antiguos, pero no he visto nada de esto escrito y transmitdo a través de los Sutras (textos Budistas).
A lo largo de mis experiencias y como han transcurrido mis asuntos, sé que un tipo de moralidad (道徳, literalmente “camino moral”) que nace de los sentimientos y de los sentidos (Kannen 観念, en términos budistas “observación y contemplación”).
Entré y salí de entre la vida y la muerte de diferentes formas y he fundido y cultivado esas experiencias, por tanto, hoy por primera vez he alcanzado este punto. Ahora trabajo activamente en el desarrollo de esta Vía, por algo la gente de los viejos tiempos no hablaba de ella, lo llevaban secretamente en sus corazones y ello les permitía vivir sin ansiedad.”

Yamaoka continua explicando que el Bushido, incluso sin ser mencionado, puede ser puesto en práctica, argumentando que no puede ser entendido simplemente estudiando libros y escribiendo poesías como un escolar o un técnico, sino que debe ser puesto en práctica en toda su importancia. De todas formas enfatiza que la “práctica del Bushido” no significa necesariamente “acción” sino que el corazón/mente (心) debería preceder a la forma/acción (形 kata, katachi)

Yamaoka aporta tres conceptos más al comportamiento ético del Bushi, el primero de ellos es la Compasión, entendida en términos budistas, en sus propias palabras “Mi Bushido tiene raices budistas porque ello enseña verdadera y completamente el camino de la humanidad” estableciendo cuatro formas de compasión, la primera dirigida directamente hacia la familia y padres “lo cual es el orden natural de las cosas”; la segunda hacia todas las cosas vivientes (Shusei 終生, hasta el final de la vida) argumentando que no se debe ser generoso únicamente con los seres humanos, sino que hay que considerar que todos tienen su propia madre y su propio padre, incluyendo bestias, fantasmas hambrientos y demonios del infierno. La tercera clase de compasión se dirige directamente hacia quien gobierna el pais (Kokuo 国王, literalmente Rey). Por último contempla la lealtad y la piedad filial como uno y lo mismo “lo cual es el verdadero mérito de la Política/Mentalidad Nacional Japonesa (Kokutai) y es la fuente del Bushido”.

Tras definir el concepto Compasión en términos budistas, Yamaoka entra en el debate de ver el Bushido como la base para la solución de los problemas en la sociedad contemporánea. Los avances en ciencia, ingeniería, medicina y todas las modernas disciplinas importadas de Occidente hacen que la gente, en lugar de dar honestamente sus vidas a la nacion, trabaje por sus propios intereses, su propia gloria y sus propios deseos.

Sin embargo, en contra de lo que pueda parecer, no reniega de las ideas y tecnología occidentales, símplemente propone tratar esos problemas como se hizo en el pasado con las ideas importadas de China, haciéndolas compatibles con la Identidad Nacional (Kokutai).

Además, la moralidad nativa debe ser reenfatizada y el único Bushido Japonés tiene que alcanzar entre esos lugares lo que no está cubierto por el poder de las leyes modernas.
Esencialmente, es necesario mantener el espíritu del Bushido usando métodos científicos. En el estado actual del mundo, debemos fortalecer el Bushido. El corazón y las artes deben ser combinadas y encontrar el gran principio del “indivisible conocimiento y ética (Chitoku fuji 知徳不時, literalmente: conocimiento y moralidad inmediata). Este es el único argumento del Bushido.

El tercer elemento, que aún hoy permanece innombrable en el Bushido, reivindicado por Yamaoka es el papel de la mujer que raramente es mencionado en los textos de otros escritores, tanto antiguos como modernos.

Describe un panorama en el que la gente parece suponer que el Bushido estaba limitado al hombre, cuando de hecho no existía distinción de género por lo que el papel de la mujer debe ser reivindicado en la sociedad modernizada eliminando las diferencias educacionales y haciéndose eco del discurso de la Primera Epoca Meiji sobre “buenas esposas, excelentes madres”, afirma: “No importa cuan inteligente puede ser un hombre, si la mujer que mantiene su linaje es imperfecta, cualquier niño que tengan será influenciado por el trato de la madre”. Estas ideas, en su tiempo, resultaron escandalosas hasta el punto que en ningñun otro tratado sobre el Bushido aparece referencia alguna.


Resumen y Conclusiones

En esta primera época de la Restauración Meiji, bajo el Emperador Komei, la casta samurai ve perder paulatinamente su poder. Se cifra en casi dos millones el número de samurai, diez veces más que la clase poderosa en la Revolución Francesa, con sus correspondientes estipendios a costa del Estado.

Por lo que ante esta situación y las modernas ciencias, tecnologías e ideas que llegan de Occidente, debe redefinirse su papel en la sociedad y, con ello, su comportamiento e ideario ético. Debido a ello, la idea Bunbu (文武) Cultura y marcialidad toma fuerza con el fin de ser de utilidad al nuevo Estado.

Ante la pérdida repentina de la identidad nacional, solo la figura del Emperador puede contrarestar la occidentalización total, por lo que las ideas base de Lealtad se dirigen exclusivamente hacia él en representación de todo el pais. Al mismo tiempo que se produce una recuperación de los valores originales japoneses, aunque con sus adaptaciones pragmáticas a los nuevos tiempos.


 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s